La reducción de precios como estrategia de marketing

El precio de un producto siempre ha sido la variable por excelencia en detrimento del resto, porque es la única que genera beneficios. Pero el mejor precio no siempre es el más bajo, ni mucho menos.

Existen infinidad de variables complementarias que modifican los precios. De ahí que tengamos que encontrar la mejor estrategia para conseguir los mejores resultados posibles.

El precio de un producto es muy flexible, ya que puede variar dependiendo de la demanda, del stock e incluso de otras estrategias de marketing específicas.

Promociones, ofertas y rebajas deben ser utilizadas a consciencia, porque cualquier variación en el precio del producto, no sólo puede generar un gasto que no cubre el coste de producto o de venta, sino que puede modificar la imagen que se tiene del producto.

Cómo utilizar estrategias de precios

Todos hemos sido testigos de la variación de precios que puede sufrir un producto. Por lo general, suelen ser reducciones de precio, pero existen incluso casos en los que aumentan.

Estos casos suelen ser en productos que tienen mucha demanda. A veces sólo se aumenta el precio del producto inicial. Otras veces se sacan a la venta productos de una misma empresa, prácticamente iguales a otros que ya ofertan, pero con un aumento del precio.

Fijar el precio de un producto es muy importante porque de eso dependerán las ganancias o pérdidas de la empresa. Un precio muy alto puede reducir las ventas, pero un precio muy bajo genera un margen bajo de ganancias.

La percepción de los consumidores es el punto clave en las estrategias de precios, aunque, actualmente, no debemos perder de vista el precio del producto en el mercado, es decir, el precio de productos similares que hay a la venta.

En el caso de la reducción de precios como estrategia, podemos tomar como ejemplo lo que ha hecho la empresa Embargos a lo bestia. Si visitas el enlace https://www.embargosalobestia.com/34-conjuntos-de-jardín, puedes observar cómo han adecuado su imagen a los precios que ofertan.

Esta es una de las claves principales a tener en cuenta a la hora de fijar los precios, ya que, una reducción importante sin justificación visible, puede llevar al consumidor a pensar que lo que ofreces no es de calidad o que son ofertas engañosas.

Por lo general este tipo de estrategias, cuando los precios de por sí ya son bajos, pueden llevar a un importante aumento del mercado, reduciendo así la competencia con el fin de ganar clientes.

Si tu intención es modificar el precio, debes centrarte en hacer una buena estrategia, ya que cualquier modificación puede causar un descenso de las ventas y un aumento de las pérdidas. No debes arriesgarte sin antes analizar bien la situación y los precios del mercado.

Share This Post

Recent Articles

Dejar un Comentario

© 2017 Blog de diseño grafico y desarrollo web – Pixeros.com. Todos los derechos reservados.